Emergencia en la CDMX. Lejos de laxitudes y permisividades – Mensaje Político