< Eran sólo niños – Mensaje Político