< Folclor a la catalana – Mensaje Político