< Supercómputo un reto nacional – Mensaje Político