< Casi 200 años de presidencialismo fallido, hampón e impune – Mensaje Político