< El síndrome de precandidatos únicos en 2018 – Mensaje Político