< ¿Una mujer ciega? No veo la justicia – Mensaje Político