< Secuestradores ¡en la Comisión Nacional Antisecuestros! – Mensaje Político