< Y, ¿dónde está el piloto? – Mensaje Político