< Error y rectificación, es de nuevo el juego… – Mensaje Político