CirculoDigital

Necesario cambiar tabúes y promover cultura de donación voluntaria de sangre, órganos y tejidos

Necesario cambiar tabúes y promover cultura de donación voluntaria de sangre, órganos y tejidos

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de marzo, (POLITIQUERÍAS / CÍRCULO DIGITAL).- El presidente de la Comisión de Salud, Elías Octavio Iñiguez Mejía (PAN), afirmó que es necesario cambiar los tabúes, sensibilizar y realizar políticas públicas para promover una cultura de donación de sangre, órganos y tejidos, y que desde las instituciones educativas de todos los niveles, se impulse el acto de donar voluntariamente.

 

En el foro “Políticas públicas para un cambio en el sistema de captación de unidades de sangre en México”, expresó que donar es dar vida, pero hoy, todavía se debe rogar a familiares o amigos para conseguir sangre cuando se necesita.

 

“Hay controles estrictos y filtros para que una persona pueda ser donante; se deben cumplir una serie de pasos, aun así hay que generar mucha conciencia respecto al tema”, comentó.

 

Relató que desgraciadamente en México se lucra con la sangre. “Sé que en un hospital de Jalisco hay personas que ofrecen ser donantes a cambio de un pago”.

 

Desde la Comisión de Salud apoyaremos iniciativas que promuevan este acto altruista, y recordó que apenas ayer la instancia legislativa avaló un punto de acuerdo que exhorta a instituciones de salud a brindar un seguro de sangre a pacientes que lo requieran urgentemente.

 

Luis Alfredo Valles Mendoza, coordinador de los diputados de Nueva Alianza, coincidió en que donar sangre es salvar vidas. “Es un asunto de conciencia pública y cultura al que necesitamos apostarle e integrar a los actores fundamentales para avanzar en la materia”.

 

Al inaugurar el evento, mencionó: “hay que ir más allá de un foro y construir una cultura de donación con organizaciones civiles, legisladores, organismos no gubernamentales y, desde luego, instituciones de la Secretaría de Salud y generar políticas en aras de garantizar la disponibilidad y suficiencia de la sangre”.

 

Toda persona tiene derecho a la protección de la salud, pero “estamos lejos de esa realidad y un ejemplo es la incipiente tasa de donadores de sangre de nuestro país, ya que la mayoría se da por reposición, es decir, sólo cuando tenemos a un familiar o conocido enfermo”.

 

Se debe generar un suministro de sangre inocua y un marco normativo uniforme que fomente la donación de manera periódica por parte de voluntarios. “Es nuestro deber desterrar mitos y prejuicios en torno a este hecho y dar paso a la formación de una cultura altruista, solidaria y comprometida”.

 

“Tenemos que generar condiciones que propicien el acceso universal, mediante la concientización en oficinas gubernamentales, espacios educativos y sociedad civil”, apuntó.

 

La diputada Karina Sánchez Ruiz (Nueva Alianza), impulsora del foro, urgió a generar políticas que amplíen el radio de acción para el acopio de sangre y atender las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que tiene entre sus metas, que para el 2020 todos los países obtengan sangre de donantes voluntarios no remunerados.

 

Comentó que la OMS refiere que en muchos países la demanda de sangre supera la oferta, por lo que en el suministro se enfrentan dificultades en cuanto a calidad y seguridad.

 

Sólo en 62 países el suministro hemático se integra casi en su totalidad por donación voluntaria no remunerada, mientras que en otros 40, aún procede de familiares o individuos que cobran por ellos.

 

Se pronunció por crear conciencia en la niñez y la juventud en torno a la necesidad de contribuir a una causa tan noble como lo es la donación, acto de solidaridad, reciprocidad que puede significar vida o muerte de muchas personas.

 

“Tenemos la responsabilidad de generar políticas públicas que permitan garantizar a la ciudadanía tener el recurso indispensable para la vida”, indicó.

 

La directora del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea, de la Secretaría de Salud, Julieta Rojo Medina, aseguró que en México hay sangre suficiente en todas las instituciones de salud, lo que falta es donación voluntaria, porque la mayor parte es de reposición.

 

México, precisó, es ejemplo regional para muchos países en cuanto a normativa de transfusión, cumple con la tasa de donación con 175 donadores por cada 10 mil habitantes; sin embargo, “no alcanzaremos la meta fijada por la OMS del cien por ciento de donadores voluntarios en 2020”.

 

Es indispensable fomentar la donación voluntaria y para eso “nosotros hemos creado propuestas en instituciones de salud, para que se genere a través de procesos fáciles, ágiles y amables la donación de sangre”.

 

El coordinador nacional de la Embajada Mundial de activistas por la Paz en México, Francisco Guerra González, consideró que en México existe la necesidad de lograr la captación de sangre suficiente, a fin de abatir la demanda y, sobre todo, el riesgo de muerte para muchos pacientes.

 

Lamentó que nuestro país capte unidades de sangre por medio de la reposición, pero la meta es lograr una transición hacia un cien por ciento de donadores altruistas.

 

Hace falta política pública para fijar metas y alcanzar cambios importantes para establecer en México, una cultura de donación altruista y no remunerada.

 

Del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea, Enrique Trejo Gómora, informó que la Secretaría de Salud, IMSS e ISSSTE, captan la mayor parte de sangre del país, y reiteró que no existe deficiencia del líquido vital, sino que no se cuenta con un sistema de donación altruista.

 

El IMSS tiene la mayor cantidad de sangre, pero es la institución con la menor cantidad de donaciones voluntarias. El año pasado se realizó una campaña nacional en favor de la donación por distintos medios de comunicación, a pesar del esfuerzo, sólo se presentaron 32 donadores en todo el territorio nacional, muestra palpable de la falta de cultura en esta materia.

 

La coordinadora internacional del programa “En la sangre está la vida”, Ruth Flores de Bermúdez, comentó que el objetivo de ese programa es contribuir a la generación de una cultura de la donación voluntaria, con participación activa de la ciudadanía para alcanzar una suficiencia de sangre.

 

“Es un programa fundamentado de intervención social y con base en el amor por la vida, promueve la solidaridad, la justicia social, la paz y la felicidad integral”, explicó.

 

La ganadora del Premio al Voluntariado y la Solidaridad 2016, Cinthya Lucio García, indicó que los jóvenes representan el 30 por ciento de la población nacional; deben ser quienes, principalmente, promuevan la cultura de la donación voluntaria.

 

Consideró importante impulsar la mayor investigación en materia de sangre, pues generando un nivel alto de conocimiento se podrán plantear políticas con mayor impacto.

 

CirculoDigital

More in CirculoDigital

INE, ¡Alerta Roja!

Círculo Digital24 julio, 2017

Sin Fiscal, se debilita operación del Sistema Anticorrupción: González Murillo

Círculo Digital24 julio, 2017

Exhorta Vania Ávila a Delegados informen sobre Presupuesto Participativo CDMX

Círculo Digital24 julio, 2017

En agosto, nuevas atribuciones de la Procuraduría Ambiental CDMX

Círculo Digital23 julio, 2017

Reconoce ALDF derechos de la comunidad LGBTTTI

Círculo Digital22 julio, 2017

Médico en Tu Casa, el preferido de estudiantes del IPN

Círculo Digital22 julio, 2017

Exigen a la SSA prohíba la venta de la bebida energética “Four Loko”

Círculo Digital22 julio, 2017

Cuando falla el corazón: En México el 1%muere inesperadamente

Círculo Digital22 julio, 2017

Primer Seminario Internacional ‘Ante el Reto de la Era de Trump’

Círculo Digital22 julio, 2017