COI: ¿repartición adecuada? – Mensaje Político