< El debate: los que iban a morir, sobrevivieron – Mensaje Político