< Al extremo, la radiación solar en la Ciudad de México – Mensaje Político