< Sin detenidos, el Caso Ronquillo – Mensaje Político