< Descentralización administrativa, un capricho – Mensaje Político