< El ‘error’ de la Segob – Mensaje Político