< El que sigue; la puerta está abierta – Mensaje Político