< Rodríguez Borgio le cobró a Collado bajarle el negocio… y la novia – Mensaje Político