< Javidú, Ávatar de la corrupción – Mensaje Político