< El arte, una inversión a futuro – Mensaje Político