60 pueblos de Morelos se pronuncian contra megaobras

Los pobladores explicaron que la resistencia es porque los grandes proyectos, sobre todo con capitales extranjeros, acaban con sus recursos naturales: agua, tierra y aire, con su vida campesina y hasta con su dignidad.

By

Tepoztlán, Morelos, 1 de marzo de 2015 (Círculo Digital).- Representantes de 60 pueblos de Morelos se pronunciaron por la cancelación del Proyecto Integral Morelos (PIM) –que incluye la construcción de dos termoeléctricas, un gasoducto y un acueducto, en la entidad.

Los pobladores están en contra de las megaobras que los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Graco Ramírez apoyan, debido a que acabará con el agua del oriente del estado, donde la mayoría de la gente se mantiene de la producción del campo, dijeron.

Los representantes de los pueblos demandaron que cese la represión y que salgan policías y militares de sus territorios.

El pronunciamiento lo hicieron ayer en la segunda asamblea regional rumbo al Congreso de los Pueblos de Morelos –que se realizará el 22 de abril– para echar a andar un plan de acción que pare los megaproyectos, sobre todo extranjeros.

Los pobladores explicaron que la resistencia es porque los grandes proyectos, sobre todo con capitales extranjeros, acaban con sus recursos naturales: agua, tierra y aire, con su vida campesina y hasta con su dignidad.

La segunda asamblea regional efectuada este sábado en Tepoztlán se pronunció por la cancelación del PIM.

La maestra Osbelia Quiroz González, una de las oradoras, sostuvo que las autoridades y empresarios, nacionales e internacionales, por medio de mentiras, dádivas y amenazas, les han querido quitar su territorio, pero “nosotros cada día somos más fuertes para defenderlo, tenemos las armas, que son la verdad y la razón”, expresó.

En una declaración leída por Domingo Leal Medina, los ejidatarios sostuvieron: “Ya que somos la únicos dueños del agua y de la tierra que están siendo afectadas, en memoria del Plan de Ayala exigimos a las autoridades la cancelación del PIM (que incluye también un gasoducto); que respeten y apoyen a los campesinos mexicanos y no a las transnacionales destructoras de la vida”.

En ese documento desconocen a todas las autoridades ejidales y comunales que firmen o vendan sus tierras y agua, rechazan la “injerencia de autoridades de alto mando que actúen contra el campo mexicano, y declaramos nulas en el municipio de Ayala las reformas realizadas a los artículos 25, 27 y 28 constitucionales, por atentar contra el ejido, las tierras comunales, la pequeña propiedad y nuestra soberanía nacional y energética”.

Javier Sicilia, secretario de Extensión Universitaria de la Universidad Autónoma del Estados de Morelos, institución que acompaña a estos pueblos, consideró que en la unificación de dichas comunidades se puede encontrar la respuesta para detener la crisis civilizatoria que han traído los megaproyectos. (Con información de La Jornada)

You may also like