8 de cada 10 empresas obtienen crédito de proveedores: Banxico

México, D.F., 23 de febrero de 2015 (Círculo Digital).- Casi 8 de cada 10 empresas en México prefieren financiar parte de sus operaciones con crédito de sus proveedores.

De acuerdo con la encuesta sobre la Evolución del Financiamiento a las Empresas durante el Trimestre Octubre-Diciembre de 2014, realizada y dada a conocer hoy por el Banco de México, se preguntó a las empresas que cuentan con financiamiento de la banca comercial acerca de los factores limitantes para obtener nuevos créditos bancarios.

Las respuestas más mencionadas fueron: por las condiciones generales del país, tasas de interés consideradas todavía altas, limitantes en el acceso a crédito bancario, elevados montos exigidos como colateral o garantía, limitado acceso al apoyo público, poca disposición de los bancos a otorgar financiamiento y, entre otras razones, por las bajas ventas y rentabilidad de la empresa.

“Con relación a las fuentes de financiamiento utilizadas en el trimestre que se reporta, 79.4 por ciento de las empresas encuestadas señaló que recibió financiamiento de proveedores, 34.4 por ciento utilizó crédito de la banca comercial; 24.2 por ciento de otras empresas del grupo corporativo o la oficina matriz; 5.9 por ciento de la banca de desarrollo; 8 por ciento de la banca domiciliada en el extranjero y 2.3 por ciento por emisión de deuda”, refiere el reporte del banco central al respecto de la encuesta.

En lo que respecta al endeudamiento de las empresas con la banca, 43.9 por ciento señaló que contaba con créditos bancarios al inicio del trimestre; que sólo 20 por ciento de las empresas utilizó nuevos créditos bancarios durante el último cuarto del año y que “el conjunto de empresas que utilizó nuevos créditos bancarios expresó haber enfrentado condiciones más favorables respecto del trimestre previo en términos de los montos, plazos ofrecidos y tasas de interés”.

Las condiciones para refinanciar créditos se mantuvieron prácticamente sin cambio. En cuanto a las comisiones y otros gastos, los tiempos de resolución del crédito, los requerimientos de colateral, así como de otros requisitos solicitados por la banca, las empresas percibieron condiciones menos favorables respecto del trimestre precio. (Con información de La Jornada)