Abiertas todas las líneas de investigación en caso Narvarte: Mancera

Ciudad de México, 3 de septiembre 2015 (Círculo Digital).- En el caso del multihomicidio de la colonia Narvarte todas las líneas de investigación siguen abiertas y el titular de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJDF) tiene la instrucción de atender una posible vinculación de un grupo delincuencial con dicho crimen, señaló Miguel Ángel Mancera.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México descartó en entrevista que existan focos rojos en la capital del país por la operación de bandas criminales, ya que las tareas de inteligencia son permanentes.

Sin embargo, dijo que “en términos generales recuerden lo que hemos dicho, cuando hay temas específicos o seguimientos específicos o tareas puntuales que tengan que realizarse en el combate a la delincuencia organizada” la Ciudad de México “también ha sido un punto de operación”.

Además recordó que en el caso de la colonia Narvarte se mantienen abiertas todas las líneas de investigación para dar con los responsables de los cinco homicidios.

“Ha habido capturas, aquí ha habido diferentes operativos, hay tareas de inteligencia permanente. Se menciona al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; sin embargo, ahora sí refiriéndome al caso Narvarte, lo que quiero puntualizar es: todas las líneas de investigación deben seguir abiertas”.

Ante las declaraciones del ex policía capitalino que aseguró que existe vinculación del grupo delictivo Los Zetas en el multihomicidio, Mancera Espinosa pidió ser cuidadoso con la información de este caso.

“La instrucción es para que el procurador lo atienda, pues sucede con cada caso que tenemos, las detenciones que hemos tenido aquí, que han tenido contacto con uno o con otro líder, con uno o con otro cartel, pues son en la Ciudad de México, y aquí han sido los seguimientos y han sido los operativos, eso lo hemos reiterado en varias ocasiones”.

Por último, remarcó que aún se mantienen abiertas todas las líneas de investigación que pudieran esclarecer el asesinato de las cinco personas en un departamento de la Narvarte, entre ellas el fotoperiodista Rubén Espinosa.