Ahuacatlán

Por la Espiral

Verde que te quiero verde. La resistencia de México a favor de llevar a la práctica su diversificación comercial encuentra en el aguacate la paradoja de su concéntrica visión de 12  Tratados de Libre Comercio con más de 44 países  y otro cúmulo mayúsculo de acuerdos, todos mal aprovechados.

La economía azteca es la principal productora de aguacate en el mundo con el 30% del total, cuya gigante producción vende a cuatro países: Estados Unidos, Canadá, Japón y Francia.

Tantos acuerdos en el papel para tener un  póquer de compradores es jugar con una baraja de naipes sensible  y vulnerable ante cualquier farol, debilitarse por modificaciones en los gustos y tendencias; o el ritmo cíclico de la economía de unos sin tener forma de compensarlo.

La cosecha  mexicana del fruto es de excelente relación precio-calidad y ningún otro país domina en dicho renglón otros figuran con menor tonelaje  de producción como Chile con el 9%; República Dominicana 6%; Colombia 5%, y  62 países con un ritmo mucho menor.

Al interior del país, todos sabemos que Michoacán es el rey del aguacate, la principal variedad es la Hass que además suele ser la más popular en el mercado internacional su ciclo es mucho más largo por su naturaleza y resistencia se encuentra disponible durante todo el año.

“Cuando está maduro, su cáscara adquiere un tono oscuro, casi negro. Su piel pasa de verde oscuro a verde purpurino. Tiene un gran sabor a nuez y avellana, con textura suave-cremosa y una semilla de pequeña a mediana. Viene de un injerto, mezcla de diferentes variedades, desarrollado por Rudolph Hass”.

Sí y es que existen en la actualidad más de 400 variedades de aguacates en todo el mundo pero el favorito es el  Hass, su peculiar sabor. Todo un manjar.

Y mientras otras economías hacen ingentes esfuerzos agrícolas para que fructifiquen las plantaciones del Hass, como el caso de Colombia, que desde hace cinco años tiene como meta extender por metro cuadrado su cosecha de este tipo en particular; en el caso de México, el microclima especial de Michoacán regala paltas.

A COLACIÓN

Maravilloso para comerlo solo o acompañado, de grasas buenas y pocas calorías; su uso además es medicinal para tratar el asma e inclusive   como desparasitante; y en la cosmética, en mascarillas para el pelo, la cara y el cuerpo es  favorable para lucir más guapos.

Un aguacate es  un shot de vitaminas y antioxidantes que se lo digan a los japoneses, los orientales hacen del arroz y el oro verde, dos alimentos imprescindibles en su dieta.

Lo que más sorprende es que no hubiera aguacates mexicanos en mercados tan importantes como el español primordialmente  hermanados por la mezcla de sabores y el sincretismo que dejó la Conquista.

Los aguacates que se consumen en España son colombianos y dominicanos su gusto ha ido colocándose con más frecuencia en la mesa de los consumidores españoles.

Si bien el  fruto llegó  a tierras ibéricas después de la Conquista proveniente de tierras aztecas fue hasta después de la década de 1960 que fue consumiéndose en distintas fincas de la  Axarquía malagueña así como de Canarias.

En la actualidad lo producido en Málaga se exporta y el consumo nacional es más bien atendido en buena medida por el producto importado de forma barata.

La gran noticia es que al fin habrá aguacates mexicanos en España, notición más bien. No vendrán de Michoacán sino de Nayarit, del tipo Hass, un embarque de 20 toneladas que reunió todos los albaranes solicitados por la UE.

Ha sido un esfuerzo tripartito para lograr sacar un aguacate mexicano al mercado ibérico: cooperativas dedicadas a la producción Hass impulsadas por el gobierno de Nayarit y la  intervención de la Secretaría de Economía.

Paso a pasito la intención es pasar de las unidades a las miles de toneladas en  corto tiempo. Era inexplicable que desde Ahuacatlán no se hicieran mayores esfuerzos para llevar parte de su maná hacia un amplio abanico de  países. Más exportaciones significan más trabajo, más ingreso, menor pobreza. El aguacate es tan benévolo que también sirve para engrosar los bolsillos.

*Claudia Luna Palencia es periodista especializada en temas económicos. Su primera etapa profesional la desarrolló en México, y desde hace una década en España.