Ahued debe renunciar por negligente, demandan trabajadores del Hospital Gregorio Salas

México, DF, 13 de febrero 2015 (Guillermo Pimentel / Círculo Digital).- Si Armando Ahued, como titular de la Secretaría de Salud del DF (Sedesa), no cayó por presunto responsable de la pésima atención –de inicio- que recibió el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, cuando estuvo internado, en esta ocasión enfermeras y trabajadores del Hospital Gregorio Salas, exigen su destitución por negligente y haber descuidado –constantemente- las instalaciones médicas, así como despreocuparse de los derechos de los trabajadores del sector.

Los quejosos aseguraron que las autoridades del Sistema de Salud capitalino, que encabeza Ahued, han cometido diversos actos de negligencia entre los que destacó, los casos del camillero y enfermera muertos a casusa de las heridas sufridas durante la explosión del Hospital Materno Infantil en Cuajimalpa.

Rocío Plata, integrante de la Asamblea Intergremial de Enfermeras, Trabajadoras Sociales y Terapistas Rehabilitadores Físicos (AIGETT), aseveró que en este caso específico no fue producto de un accidente sino de la negligencia de las autoridades.

Esto, recalcó, se ha evidenciado a lo largo de la última semana, en la que se han reportado fugas de gas en distintos centros educativos y de salud dependientes del Gobierno local.

En entrevista, Rocío Plata dijo que en su marcha de protesta su intención era llegar a la sede del Gobierno del Distrito Federal (GDF) en una manifestación que, finalmente, fue disminuida por elementos de seguridad capitalinos.

Comentó que ayer, un grupo de manifestantes, al llegar al Antiguo Palacio del Ayuntamiento, ninguna autoridad competente los recibió, por lo que se decidió que el contingente se dirigiera a la Plaza de la Constitución de Cádiz, pero el paso les fue obstruido por un grupo de granaderos, mismo que también les impidió el acceso al Eje Central y los dirigió hacia la estación del Metro Isabel la Católica.

Ante esta “amenaza”, indicó que mejor optaron por retirarse y lamentó que “cuando buscamos el diálogo el Gobierno del Distrito Federal, nos reprime”.

Ya por desvanecerse el grupo de manifestantes, Rocío Plata comentó que las enfermeras ahí presentes –a la entrada de la estación Isabel La Católica del Sistema de Transporte Colectivo Metro-, señalaron a los elementos policiacos: “Cuando ustedes se enfermen, los vamos a cuidar. Gracias por escoltarnos”.