Amargo final feliz para el tenis: Novak Djokovic deportado de Australia

+Tras días de polémica por no vacunarse

+En lugar de iniciar hoy la defensa de su título en el Abierto local, cabizbajo, fue expulsado 

+ Final demoledor y sin precedentes a su racha de memorables éxitos en Melbourne Park

+“Estoy extremadamente decepcionado”, reconoce el número uno del mundo

+Si no se vacuna, tampoco podrá jugar Roland Garros (del 22 de mayo al 5 de junio)

 

Ciudad de México 17 Enero (JESÚS YAÑEZ / CDMX MAGACÍN).- Agridulce final feliz para el tenis mundial. Héroe nacional en su país, villano en Australia por culpa de su indolencia en torno a las medidas sanitarias por la pandemia. El caso es que, en lugar de iniciar hoy la defensa de su título en el Abierto de ese país, cabizbajo, Novak Djokovic abandonó el país escoltado, como un delincuente común.

Final demoledor y sin precedentes en su racha de memorables éxitos en Melbourne Park.

Y donde triunfó la sensatez.

Según el diario español El País, desde que el Gobierno francés rectificara y anunciara, en la noche del domingo al lunes, que, si no se vacuna,  Djokovic tampoco podrá jugar Roland Garros (del 22 de mayo al 5 de junio).

Se le exigirá la pauta completa, igual que a los espectadores y el resto de profesionales implicados. El número uno del mundo ha llegado este lunes a Belgrado, recibido en el aeropuerto por varios seguidores como un héroe nacional.

Djokovic ha ganado nueve de sus 20 trofeos de Grand Slam en el Abierto de Australia –incluidos tres seguido– y tenía previsto jugar en la cancha principal del torneo en el primer día de competición.

Pero el número uno del tenis masculino fue deportado de Australia, después de que tres jueces de una corte decidieran de forma unánime respaldar el derecho del ministro de inmigración de cancelarle la visa. El fallo se dio a conocer a menos de 18 horas de inicio del primer Grand Slam de la temporada.

Djokovic expresó su decepción con el fallo. Pero mostró respeto a la decisión de la corte y dijo que cooperaría con las autoridades en relación a mi salida del país y luego se tomaría un tiempo “para descansar y recuperarme”.

Explicó en un comunicado:

“Estoy extremadamente decepcionado con la decisión de la corte de desestimar mi solicitud de revisión judicial a la decisión del ministro de cancelar mi visa, lo que implica que no puedo quedarme y participar en el Abierto de Australia”.

El serbio de 34 años intentaba utilizar un permiso médico para eludir el requisito para todos los participantes en el Abierto de Australia –tenistas, equipo técnico, espectadores y otros– de vacunarse contra el covid-19.

Djokovic, con mascarilla, fue fotografiado en el aeropuerto de Melbourne acompañado por dos funcionarios del gobierno con uniformes negros. Se marchó en un vuelo de Emirates a Dubái, la misma ciudad de Emiratos Árabes Unidos desde la que voló a Australia.

Djokovic no está vacunado, y el gobierno dijo que su presencia podría avivar la corriente antivacunas.

La Federación Australiana de Tenis, organizadora del torneo, difundió un comunicado para indicar que respeta la decisión de la Corte Federal.

“Deseamos tener un Open de Australia 2022 competitivo y emocionante y deseamos a todos los jugadores la mejor de las suertes”, añadió.

La ausencia de Djokovic implica que el torneo apenas contará con un ex campeón en el cuadro masculino: Rafael Nadal, ganador de la edición de 2009. Y resulta que el español es quien tendrá la oportunidad de atrapar el título 21 de Grand Slam y romper el empate con Djokovic y Roger Federer, baja tras una serie de cirugías en la rodilla.

El primer ministro australiano Scott Morrison ha defendido las estrictas políticas fronterizas de Australia desde el día que Djokovic fue detenido.

“Las reglas son las reglas”, tuiteó.

En respuesta, el gobierno serbio, las instancias deportivas y habitantes del país de los Balcanes se rebelaron contra la expulsión, que juzgan de escandalosa y política.

Piensan que con estos 10 días en los que recibió un tratamiento inadecuado, han humillado a Djokovic, lanzó el presidente serbio Aleksandar Vucic a la prensa local; se han humillado ellos mismos, Djokovic puede volver a su país con la cabeza alta y mirar a todo el mundo a los ojos.

Consecuencias deportivas

La deportación de Djokovic y revocación de su visa por segunda vez, aporta una moraleja que traspasó al tenis, al deporte y a la política. Tenistas divididos en opiniones, organizadores tensos, estadio al 50% de aforo permitido y un control migratorio australiano exhibido.

La antesala del Abierto de Australia se trató de una caótica organización y de la relevancia de un tenista por encima de previas estadísticas sobre la competencia. Será el primer Grand Slam en 23 años, que, en la rama varonil, no contará con Djokovic o Roger Federer.

La ausencia de Novak afectará a algunos jugadores más que a otros en sus aspiraciones por destacar y en las apuestas se reordenaron los momios. En cuanto a los reglamentos migratorios de Australia, se quedará el antecedente de las fallas en el control de los extranjeros que no cuenten con vacunación.

Organizaciones deportivas como la Fórmula 1, que regresa a correrse en Melbourne después de dos temporadas, marca su línea para evitar otro caso Djokovic y hace obligatoria la vacuna y refuerzos.

En la competencia, Daniil Medvedev, número dos del mundo es el jugador menos afectado por la ausencia de Djokovic, además no se iban a enfrentar salvo ambos llegarán hasta la final. El tenista ruso es el gran favorito para ganar un segundo título de Grand Slam.

La prueba más difícil de Medvedev antes de la final, probablemente será contra su compatriota Andrey Rublev, quien se perfilaba como el jugador que más se beneficiaría de la ausencia de Djokovic.

Las reglas del Grand Slam establecen que el sembrado 5 ocupa el lugar del número 1 si se retira del torneo antes de que comience, pero después de que se confirmó el orden de juego, Djokovic fue reemplazado por el número 150 del mundo, Salvatore Caruso.

El alemán Alexander Zverev, uno de los mejores jugadores del cuadro, tiene ahora el camino hacia la final más fácil. En cuanto a Rafael Nadal, antes de un posible duelo contra Novak, tenía que haber vencido a Zverev en cuartos de final.

La ausencia del serbio hace que la carrera de Nadal hacia su primera final del Abierto de Australia desde 2019 aumente probabilidad. El tenista español es ahora el único jugador del cuadro capaz de batir el récord histórico de Grand Slam de 21 triunfos.

El español ha ganado un Abierto de Australia en 2009, pero ha llegado a cuatro finales en 11 intentos desde entonces.

Muchas preguntas rodean a Nadal en cuanto a su salud. Una lesión en el pie lo obstaculizó durante gran parte de 2021 y provocó que pusiera fin oficialmente a su temporada a finales de agosto, poco antes del Abierto de Estados Unidos.

Participó en el torneo de exhibición Campeonato Mundial de Mubadala en Abu Dhabi el mes pasado, pero dio positivo por covid. Rafa regresó a la cancha a principios de enero y peleó el título ATP número 89 de su carrera, al ganar el Melbourne Summer Set.

Mientras que, desde la perspectiva del empate, el italiano Mateo Berrettini (7) se beneficiará más de la ausencia de Djokovic al ser ahora el principal sembrado en la sección de su cuadro, para aspirar a una semifinal contra Zverev o Nadal.

El tenista australiano Thanasi Kokkinakis, también podría beneficiarse de la ausencia de Djokovic, siempre y cuando emprendiera una carrera de ensueño: vencer a Nadal en la segunda ronda y a Zverev en los cuartos de final.

Mueve apuestas

La estadística principal dio un giro al confirmarse que Novak no podría aspirar a su cuarto título consecutivo del Australian Open, ni romper el récord de la mayor cantidad de títulos individuales de Grand Slam que ostenta en empate junto a Roger Federer y Rafael Nadal.

La casa de apuestas Caesars Sportsbook ahora incluye como favorito a Daniil Medvedev, quien ganó el primer título de Grand Slam de su carrera en el Abierto de Estados Unidos. Los momios de los cuatro principales contendientes del Abierto de Australia 2022, quedan así: Daniil (+140) , Alexander Zverev (+250), Nadal (+550) y Stefanos Tsitsipas (+1600).

En cuanto a la rama femenil, la australiana Ashley Barty es la favorita (con +275) y le sigue la campeona del año pasado, Naomi Osaka (+600), quien se tomó un tiempo para lidiar con problemas de salud mental. La ausencia la hizo caer al puesto 14 en el ranking del WTA, sin embargo tiene buena reputación con cuatro títulos de Grand Slam, incluidos los Abiertos de Australia de 2019 y 2021. Osaka también ganó los Abiertos de Estados Unidos de 2018 y 2020.

La misma casa de apuestas, incluye entre las favoritas a Garbine Muguruza (+1000), Iga Swiatek (+1200) Anett Kontaveit (+1400) y Simona Halep (+1400).