AMLO-Sheinbaum-Morena castigan al ciudadano

Parece claro que la línea no proviene de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, sino de su jefe político, el presidente Andrés Manuel López Obrador. Pero sea como sea, a ella ejecuta lo que a todas luces parece la venganza contra la oposición en la Ciudad de México porque no superan que el año pasado le ganaron a Morena 7 Alcaldías.
Parece claro que la línea no proviene de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, sino de su jefe político, el presidente Andrés Manuel López Obrador. Pero sea como sea, a ella ejecuta lo que a todas luces parece la venganza contra la oposición en la Ciudad de México porque no superan que el año pasado le ganaron a Morena 7 Alcaldías.

Mensaje Político

Alejandro Lelo de Larrea


Parece claro que la línea no proviene de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, sino de su jefe político, el presidente Andrés Manuel López Obrador. Pero sea como sea, a ella ejecuta lo que a todas luces parece la venganza contra la oposición en la Ciudad de México porque no superan que el año pasado le ganaron a Morena 7 Alcaldías.

Pero Sheinbaum y Morena quizá no se dan cuenta que a quienes terminan afectando es a los ciudadanos. O quizá sí lo saben, y contra ellos también va su desquite porque votaron en su contra. Utilizan a  las instituciones en su venganza: desde la Jefatura de Gobierno, pasando por la Contraloría, la Fiscalía capitalina y el Congreso de la Ciudad de México golpetean y limitan la capacidad de las administraciones de la oposición.

Todo  indica que los ciudadanos, los habitantes de esas demarcaciones opositoras se han  percatado la venganza del Eje AMLO-Sheinbaum-Morena. Acaso esto se refleja en los índices de aprobación.

Diversas encuestas han empezado a mostrar que la aceptación de López Obrador está por debajo del 50% en la Ciudad de México, como la de Mitofsky, que lo ubica en 48%, prácticamente 20 puntos por debajo de la calificación que tiene a nivel nacional. Impensable antes, porque la capital del país fue el gran bastión del tabasqueño, donde sus niveles de aprobación llegaron a estar por encima del 80 por ciento.

Sheinbaum está evaluada en media tabla. De entre los 32 gobernadores, ella está ubicada entre el lugar 15 y 17 de aprobación, apenas  por  encima del 50%.

Los ataques oficiales contra la oposición en la capital se lanzaron con todo cuando asumieron el gobierno en las alcaldías Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Coyoacán, Cuauhtémoc, La Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo y Tlalpan. Ellas y ellos denuncian una persecución política, y también se incluyen los alcaldes de Benito Juárez y Cuajimalpa, donde sus titulares obtuvieron la reelección.

Esta venganza de AMLO-Sheinbaum-Morena parece que no cesará y está casi consumado otro golpe fuerte: un recorte presupuestario para 2023, que en algunos casos alcanza hasta el 4% menos en términos reales, respecto del año pasado.

Esto, a pesar de que varias de esas Alcaldías de oposición contribuyen a las arcas de la ciudad mucho más de lo que reciben de vuelta.

Casos más sobresalientes, Alcaldías Álvaro Obregón, Benito Juárez, Coyoacán, Miguel Hidalgo, cuyos titulares han solicitado ante el Congreso de la Ciudad de México, que para 2023 se reajuste la propuesta que envió la Secretaría de Finanzas, autora de la venganza vía el recorte presupuestario.

En  este contexto la alcaldesa de Álvaro Obregón, Lía Limón, fue muy dura y clara en su comparecencia ante diputados capitalinos, el miércoles, cuando solicitó que no se concretara el recorte de 3.6% en términos reales y por lo menos el presupuesto se ajuste a la inflación 2022, que se estima cerrará en 8.6%.

“Desde 2021 se decidió castigar a las y los ciudadanos por ejercer su derecho a decidir y negarle (a Morena) su voto. De lo que no se dan cuenta que no es a un gobierno, ni a una coalición a quienes castigan, sino a las y los ciudadanos”, espetó Lía Limón a los diputados de mayoría morenista.

Así, veremos hacia mediados de diciembre de qué tamaño es la venganza presupuestaria de AMLO-Sheinbaum-Morena hacia quienes votaron en su contra.