Anticonstitucionales, varios lineamientos de MVS: Ombudsman

México D.F a 15 marzo 2015 (Círculo Digital).- A partir mañana entrarán en vigor, impuestos “unilateralmente”, los nuevos criterios que regirán las relaciones entre la empresa MVS y los conductores de sus programas de noticias, como resultado del aparente uso ilegal de su marca por parte del equipo noticioso de Carmen Aristegui. Ante eso el ombudsman de MVS acusa a la empresa de graves omisiones en materia de ética y de peticiones anticonstitucionales en varios apartados del documento.

Los nuevos lineamientos tendrán una repercusión directa en tres aspectos: la libertad de expresión de los periodistas, los derechos de las audiencias y el papel del Ombudsman o Defensor de la Audiencia como figura.

En el comunicado emitido por la mañana se puntualizan la violación a los derechos laborales y contractuales, como el deber de los conductores de informar su pertenencia a “asociaciones, grupos, organismos gremiales, políticos o de la sociedad civil” y, por si fuera poco de su “participación accionaria en alguna otra lugar” y de los “ingresos obtenidos por labores diferentes a las realizadas para la empresa”.

Otro lineamiento grave es que ahora MVS busca canalizar las quejas “a través de estudios profesionales de mercado que realizarán empresas especializadas y de gran prestigio”, dejando de lado la obligación de los conductores y de su contratante de oír y dar seguimiento a quejas, sugerencias y comentarios a través del Ombudsman.

En el punto 5, el documento señala que en cuanto a la elección del Ombudsman, el nombramiento del defensor de la audiencia se determinará de manera consensuada entre los conductores y el Director de Noticias MVS. El Estatuto, en vigencia, precisa que esta figura será seleccionada “por la presidencia de MVS Radio entre una terna de candidatos”, presentada por los periodistas.

El Ombudsman subraya en el documento que la compañía ha tardado tres años en emitir un código de ética que debió ser redactado en un tiempo máximo de seis meses, dando pie a imponer “mejores prácticas de transparencia y ética profesional”, “independencia” y “ejercicio de la profesión”. Por lo que reitera “La ética no se impone”.

IM