Atentado contra mezquita en Pakistán arroja 55 muertos

Pakistán.- Un saldo de 55 muertos y al menos 60 heridos dejó ayer un atentado con una bomba en el interior de una mezquita de la minoría musulmana chiita en el sur de Pakistán tras la oración del viernes, informaron fuentes policiales y hospitalarias.

El ataque se registró a primera hora de la tarde en la localidad de Shikarpur, en la provincia de Sindh, poco después de finalizar los rezos del día sagrado de los musulmanes, indicó el subcomisario Mohammad Tufail, de la estación de policía de Lakhi Dar.

Un jefe policial de Shikarpur dijo al canal local Express, que un hombre sin identificar dejó los explosivos en una bolsa dentro de la “imambargah” y se marchó del lugar.

VERSIÓN. Según los primeros informes, el techo del templo se derrumbó por la explosión y muchos de los fieles quedaron atrapados bajo los escombros, detalló la policía.

El portavoz policial confirmó que el número total de víctimas se elevó a 115, de los que 55 fallecieron y 60 resultaron heridos.

El Hospital Civil de Shikarpur emitió una lista en la que incluyó a 49 víctimas, 46 de las cuales ya fueron identificadas, refirió el médico del centro Ishtiak Noman, quien agregó que varios heridos que continúan en estado crítico serán trasladados a Karachi, la capital provincial.

AUTORÍA. Según el canal local Express, la organización Jundullah, vinculada a Al Qaeda, reivindicó la responsabilidad del atentado.

El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, y otros dirigentes políticos condenaron el atentado, mientras que el gobernador de la provincia de Sindh, Qaim Ali Shah, anunció un día de luto.

El líder del partido chiita Majlis Wahdat Muslimeen, Mohammed Amin Shaheedi, comunicó otras tres jornadas de duelo y recriminó al gobierno central no haber podido evitar el atentado, informó el periódico local Dawn. Los atentados de carácter sectario en Pakistán, en especial contra la minoría chiita, que representa un 20 por ciento de la población del país, se incrementaron en los últimos años en medio del recrudecimiento general de la violencia terrorista desde finales de 2012.