Bajos precios del petróleo, corrupción y descontento social, factores que frenan al país: FMI y Banxico

México, D.F., 13 de febrero de 2015 (Círculo Digital).-  En recientes declaraciones, tanto el Banco de México (Banxico) como el Fondo Monetario Internacional (FMI), reconocieron, a través de sus respectivos titulares, que aspectos como el bajo precio del petróleo, la corrupción y factores sociales, incidirán en el crecimiento del país.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, reconoció que hay factores que frenan el crecimiento económico de México como la corrupción, la falta de un Estado de Derecho más fuerte, además de que persisten “debilidades” en educación y capital humano.

El FMI estimó que la economía mexicana crecerá a una tasa de 3.2% durante 2015, en contraste con las expectativas, que eran de una expansión de 3.5%

El representante del organismo internacional declaró que los bajos precios del petróleo incidirán en el menor dinamismo del Producto Interno Bruto (PIB).

El Banco de México, por su parte, coincidió con el impacto del precio del crudo en el PIB y advirtió de una posible baja en los flujos de inversión extranjera del sector energético en los próximos años.

El crecimiento de la deuda pública ocurrido en los últimos dos años se convirtió en un factor que no diferencia claramente de manera favorable a la economía mexicana, advirtió Banxico este jueves.

El Banco de México consideró que la disminución en los precios del petróleo y la caída en la producción de crudo, combinadas con el efecto de la inseguridad pública y el descontento social, pueden afectar de manera negativa el crecimiento del país en 2015.

Hasta hoy, el banco central mexicano tiene un pronóstico de expansión del PIB de entre 3% y 4% para 2015. El gobernador de Banxico, Agustín Carstens, anunció que la próxima semana se revisará el pronóstico de crecimiento económico de este 2015.

Según la minuta de la pasada reunión de política monetaria del Banco de México,  la mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno alertó que las reducciones en la plataforma de producción del petróleo podría tener un efecto sobre la recuperación económica y las cuentas fiscales.

Algunos miembros añadieron también el impacto negativo de la inseguridad pública y el descontento social, así como los niveles relativamente reducidos de confianza del consumidor y del productor. (Con información de El Universal y La Jornada)