Banco de México vende 400 mdd en subastas

Ciudad de México, 1 de septiembre 2015 (Círculo Digital).- El Banco de México (Banxico) vendió este martes un total de 400 millones de dólares a través de subastas de dólares, mecanismos instrumentados para proveer de liquidez al mercado cambiario, ante la depreciación del peso en esta jornada.

El instituto central colocó a las 10:00 horas la totalidad de 200 millones de dólares subastados en la subasta sin precio mínimo, a un tipo de cambio ponderado de 16.8453 pesos por dólar, de un monto total demandado de 592 millones de dólares.

Además, en la subasta con precio mínimo de las 15:00 horas, asignó también los 200 millones de dólares ofrecidos, a un tipo de cambio ponderado de 16.9602 pesos por dólar, mientras que el monto demandado fue de 485 millones.

Así, el banco central vendió en total este martes 400 millones de dólares a través de estas dos subastas, en una jornada en la que el tipo de cambio Fix se ubicó en 16.8692 pesos por dólar, lo que significó una depreciación de la moneda mexicana de 0.5 por ciento respecto a su nivel precio de 16.7829 pesos por dólar.

Así, por décima vez desde diciembre de 2014, se activó la subasta con precio mínimo, mecanismo reforzado apenas el pasado 30 de julio por la Comisión de Cambios, y que es una de las dos medidas preventivas utilizadas para proveer de liquidez al mercado cambiario.

La subasta con precio mínimo, que ofrece diariamente 200 millones de dólares, se activa cuando el tipo de cambio Fix se deprecie 1.0 por ciento respecto al día hábil determinado el día anterior.

El segundo mecanismo que utiliza la Comisión de Cambios para proveer de liquidez al mercado cambiario, ante la depreciación que registra moneda mexicana, es la subasta de dólares sin precio mínimo, para la cual asignaron este martes 200 millones de dólares.

De acuerdo con Banco Base, la depreciación del peso mexicano estuvo motivada por la preocupación que prevale en los mercados internacionales por la situación económica de China, tras conocerse datos que revelaron debilidad de las manufacturas de ese país en agosto pasado.

Argumenta que el desempeño de la economía china ha desatado un incremento de la aversión al riesgo que favorece la venta de divisas de economías emergentes, una extensión de las pérdidas en el mercado de capitales y una mayor demanda por activos libres de riesgo.

La institución financiera añade que un factor adicional de la debilidad del peso en la sesión de este martes fue un nuevo retroceso de los precios del petróleo, con el West Texas Intermediate (WTI) que retrocedió 8.72 por ciento durante la jornada y colocándose cerca de 44.90 dólares por barril.