Celebrará el INBA el Día Internacional del Jazz con un concierto a cargo de Tino Contreras

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de abril, (DE VAGOS / CÍRCULO DIGITAL).- El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) celebrará el Día Internacional del Jazz con un concierto a cargo de uno de los más grandes y talentosos jazzistas mexicanos: Tino Contreras.

 

La sesión, que cerrará el ciclo Jazz y algo +, organizado por la Coordinación Nacional de Música y Ópera del INBA, se llevará a cabo a las 17:00 en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes del 30 de abril, designado desde 2012 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura como el Día Internacional del Jazz, para reconocer las virtudes de un género catalogado como la música de la libertad.

 

Acompañado por su sexteto, Tino Contreras (Fortino Contreras González, Chihuahua, 1924) interpretará un programa formado por algunas de las más importantes piezas que ha tocado a lo largo de más de 75 años de trayectoria en una especie de retrospectiva.

 

El programa comenzará con 7/4 Blues, Doña Orleada, Bellas Artes, Blues Way, Papaztrato y Nocturno a Lidia, del propio Contreras. Le seguirá Fly Me to the Moon, icónica pieza de Bart Howard, para cerrar la primera parte.

 

Luego del intermedio ofrecerá Naboró y Leandra, de su propia inspiración, así como otra leyenda del jazz mundial: The Shadow of Your Smile de Johnny Mandel, y sus versiones jazzísticas de My Way de Paul Anka y Yesterday de John Lennon y Paul McCartney.

 

El concierto cerrará con broche de oro con otras dos piezas del amplio catálogo de Tino Contreras: Jazz flamenco y Betsabé fantasía.

 

Contreras dirige al ensamble integrado además por Jaime Reyes (piano), Valentino Contreras (bajo), Luis Calatayud (saxofón tenor y soprano), Érika Basurto (percusiones orientales) y Eduardo Flores (bongó y batería).

 

Tino Contreras es considerado el más célebre baterista de jazz en nuestro país. Su talento y estilo dinámico han ayudado a mantener vigente al género y apuntalar su constante evolución. Compositor influyente e innovador, se caracteriza por una gran libertad estilística; por fusionar el jazz con ritmos tradicionales, como el mariachi, la música étnica, la tropical y el flamenco, y por introducir el jazz a la música de concierto, el ballet y la danza.

 

A sus 93 años de vida mantiene una vitalidad sorprendente. Es también pianista, trompetista y vocalista, y mentor de una gran cantidad de músicos. Ha obtenido diversos reconocimientos a lo largo de su carrera.

 

Tiene en su haber más de 50 discos grabados. Entre los más recientes se encuentran Blues & Jazz Standards, Yúmare / Quinto sol y Palacio de Bellas Artes Live.