Dan ultimátum a policías paristas de Oaxaca

Santa María Coyotepec, Oaxaca, 16 de febrero de 2015 (Círculo Digital).- El gobierno estatal de Oaxaca, a cargo de Gabino Cué, advirtió que se iniciará un proceso administrativo en contra de los 300 policías estatales que continúan en paro, atrincherados en el cuartel de Santa María Coyotepec.

Mediante un comunicado, el gobierno estatal confirmó que la fecha límite para devolver las instalaciones del cuartel, el armamento y concluir el paro, es este martes 17 de febrero a las 14:00 horas.

Los policías paristas, por otra parte, condicionaron la conclusión de su movimiento a cambio del pago de la primera quincena de febrero y que no haya sanciones en contra de quienes durante 16 días han mantenido su posición.

Jeycko Pérez Morales, representante de los policías paristas, dijo que si eso se cumple, de manera inmediata se reincorporarían a sus actividades, al estar de acuerdo con el aumento y las prestaciones que anunció el gobierno de Gabino Cué, entre ellas el incremento del 10% al salario.

“Con el ánimo de reanudar de manera inmediata las actividades y las acciones, se solicita al gobierno del estado la firma de una minuta de trabajo con los integrantes de la mesa directiva de los policías”, dijo.

Los policías paristas deberán presentarse este martes en las instalaciones del estadio de fútbol Benito Juárez para reintegrarse a sus labores bajo las órdenes de sus mandos policiales, quienes les notificarán el Protocolo Interno para su reinserción al servicio.

El gobierno de Oaxaca indicó que a quienes no atiendan el llamado “les será iniciado un procedimiento administrativo disciplinario y se procederá a su baja definitiva como elementos activos de la Policía Estatal, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Oaxaca”.

El gobernador Gabino Cué afirmó que al servidor público que no trabaje, no se le pagará su salario. Afirmó que la ley y el estado de derecho “no se negocia ni se torcerá” en la solución del conflicto con los elementos de la policía estatal amotinados.

A decir del gobierno estatal, ya se cedió lo suficiente para escuchar los reclamos de los uniformados, además de que se ha ofrecido solución a sus demandas más sentidas, como el aumento salarial, la dotación de equipo, patrullas y mejores condiciones de trabajo. (Con información de Milenio y El Universal)