Desde la UNAM, México ingresa a era de microscopía de súper resolución

MÉXICO, 9 DE ABRIL (CÍRCULO DIGITAL).- México ingresó a la era de la microscopía de súper resolución, a través del Laboratorio Nacional de Microscopía Avanzada, con sede en el Instituto de Biotecnología (IBt) de la UNAM, señaló Christopher Wood, encargado del lugar.

En un comunicado, detalló que ahí se observó la interacción entre adenovirus, un agente infeccioso común en vías respiratorias de humanos, y las células que infecta para llevar a cabo su ciclo de replicación.
Con los resultados del estudio, indicó, se produjo el primer artículo científico de investigadores mexicanos con datos biológicos obtenidos por esta técnica.
Se trata de “Morphological, Biochemical, and Functional Study of Viral Replication Compartments Isolated from Adenovirus-Infected Cells”, que se publicará próximamente en el Journal of Virology.
El experto puntualizó que el adenovirus “secuestra” la maquinaria de la célula que infecta e inactiva sus mecanismos de defensa para producir cientos y hasta miles de copias de progenie viral, asegurando la propagación del virus a otras células y organismos.
Christopher Wood abundó que para este proceso, la maquinaria de reproducción del virus se concentra en estructuras llamadas compartimentos de replicación (RC), que se forman dentro de la célula infectada.
Los procesos que regulan esa interacción no habían sido observados en escalas nanométricas, hasta ahora.
Se enfrentaba un gran obstáculo: el tamaño de los RC, de alrededor de 200 nanómetros (0.2 micrómetros), imposibles de ver a detalle con microscopía óptica convencional, o con microscopía electrónica, pues con esta última no se pueden observar eventos dinámicos, en células vivas.
En cambio, el nuevo tipo de microscopía aumenta de 10 a 20 veces la resolución espacial. “La diferencia sería como ver una película en DVD o en Blu-Ray, o entre apreciar un cuadro de Vincent Van Gogh de lejos y analizar de cerca las pinceladas individuales con las que creaba sus obras”, ejemplificó el científico.
La súper resolución (por la que sus inventores recibieron en 2014 el Premio Nobel de Química) está transformando la microscopía óptica, un desarrollo sobre la microscopía óptica de fluorescencia.
Esta metodología permite obtener imágenes de sistemas vivos con una resolución espacial de nanómetros, y su implementación en México ha sido un objetivo del Laboratorio desde que abrió, en 2013.
La meta se alcanzó gracias a Adán Guerrero, investigador del Laboratorio; a su estudiante Haydée Hernández, de la licenciatura en Ciencias de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), y sus colaboradores.
La técnica, explicó Wood, se basa en la observación de moléculas fluorescentes, que emiten fotones cuando se excitan con luz. En la actualidad, el LNMA ha apoyado a más de 250 líneas de investigación de científicos provenientes de nueve entidades del país.