Diputada plantea reforma para aprovechar agua de lluvia en el país

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de marzo, (RADIO NET MÉXICO / CÍRCULO DIGITAL).–La vicecoordinadora de los diputados de Nueva Alianza, Soralla Bañuelos de la Torre, consideró necesaria una reforma de la Ley de Aguas Nacionales, para regular la explotación, uso y aprovechamiento de aguas renovables o pluviales.

En el marco del Día Mundial del Agua, que se conmemora el 22 de marzo, señaló que con la implementación de un sistema de captación de agua de lluvia habría notables beneficios, particularmente, en regiones donde el suministro del líquido aún no es pleno y continuo.

Por ello, la legisladora federal señaló que “tenemos el compromiso de legislar para llevar a cabo los procedimientos necesarios que permitan a la población disponer de agua suficiente, limpia y de calidad que no ponga en riesgo su salud”.

Bañuelos de la Torre señaló que el aprovechamiento del agua de lluvia es parte de una solución sustentable e integral, que empoderará a las comunidades y a los ciudadanos de contar con una autosuficiencia y abastecimiento hídrico.

Señaló que México recibe aproximadamente mil 489 millones de metros cúbicos (m3) de agua de lluvia al año, de los cuales 71.6 por ciento se evapora y regresa a la atmósfera; 22.2 escurre por los ríos o arroyos, y 6.2 por ciento se infiltra al subsuelo de forma natural y recarga los acuíferos.

Por ello consideró que “no estamos haciendo lo necesario para retener el agua que llueve en México, pues no explotamos las técnicas de captación de agua pluvial”.

En este sentido, mencionó se requiere de la participación coordinada de los tres órdenes de gobierno para fortalecer los instrumentos normativos que den cause a las políticas de planeación y gestión relacionadas con los sistemas de captación de aguas de lluvia.

Tanto las autoridades como los usuarios deben de conjuntar esfuerzos para encontrar soluciones sustentables y de largo plazo en el abastecimiento de agua en el medio rural y urbano, dijo.

La diputada aliancista indicó que las reformas permitirán la disminución de la presión de los mantos acuíferos, los problemas de sequía, la reducción de inundaciones y requerirá de una menor inversión que cualquier obra hidráulica centralizada.