Echa ‘cacique’ Urbina Bedolla a trabajdores de Congreso en Edomex

Por Fátima Monterrosa/Especial InsurgentePress/Toluca, Edomex.- Durante los últimos 23 años los asuntos laborales de Evandro Mérida transcurrieron en medio de oficios y documentos legislativos, había soportado todo hasta que llegó Aarón Urbina Bedolla a la presidencia de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado de México.

Urbina Bedolla es un hombre que a base de imponer temor ha ganado el respeto de sus allegados, aunque tiene un punto débil… Le encanta presumir su riqueza y poder político como un vil cacique.

A su llegada como líder del Congreso, Urbina Bedolla se encargó de limpiar las áreas para colocar en los principales cargos a familiares, amigos, compadres y ex colaboradores de su administración en el Ayuntamiento de Tecámac, del que tres veces ha sido Alcalde.

Esa purga alcanzó a Evandro del área de Asuntos Parlamentarios de la Cámara de Diputados del Estado de México, hace seis meses.

Ahí Evandro ganaba 4 mil pesos netos quincenales, y aspiraba a jubilarse del cargo dentro de siete años.

El caso de Evandro, de 43 años de edad, forma parte de la estadística de 202 empleados de base, del Congreso del Estado de México despedidos por ordenes de Urbina Bedolla presidente del Congreso y actual líder de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en Edomex.

Ahora Evandro se gana la vida vendiendo granola en las calles y fondas.

“Buenas tardes, señorita, ¿cómo está güerita? ¿cómo está? saluda con un tono de voz meloso.

“Ando vendiendo granolas, alguien gusta una granolita… ¡Ándele güerita! Le va a caer muy bien, es buena para la salud” sugiere Evandro.

La respuesta de las personas reunidas en la fonda es unánime. “No jefe ahora no”

Evandro dibuja una sonrisa melancólica en el rostro, y contesta… “Gracias, nos vemos luego güerita”. Jala la mercancía y sigue entre las calles como si buscara el camino de regreso.

“Antes tenia mi oficina, tenia mi lugar seguro en el Congreso del Estado pero llego Aarón Urbina y me despojo de mi trabajo.

“Desde que llegó el famoso Aarón Urbina han sacado tanta gente y han puesto gente muy joven en los cargos…en mi caso juntaron la nómina de 10 personas de las que estaban en mi departamento y llega uno de Tecámac a ocupar un área con un mega-sueldo”, se queja Evandro.

Para Octavio Martínez Vargas diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD) el despido de trabajadores del Congreso de Edomex, ha sido una injusticia.

“Despidieron a trabajadores que estaban a pocos meses o años de poderse jubilar, sin justificación los echaron a la calle”, señala.

El PRD y resto de la oposición poco o nada han podido hacer para evitar que el PRI grupo mayoritario en la Cámara de Diputados echara a 202 empleados de base disfrazado en un plan de austeridad para colocar a incondicionales y familiares de Urbina Bedolla.

Jorge Guadarrama Flores que ahora en el desempleo asumió el rol de vocero sus compañeros despedidos señala que Urbina Bedolla acrecentó la corrupción en el Congreso local.

“Dice que querían adelgazar la nómina. ¡Adelgazar la nómina! Los propios diputados originaron que esta nómina se inflara dejando a su gente. En cada administración llegan 75 diputados con asesores, chóferes y demás gentes, termina su administración, se van, pero acomodan a su personal dentro del poder legislativo.

“Entonces, el Congreso está lleno de compadrazgos, de hijos de diputados, sobrinos, de mucha gente que ha llegado a establecerse ahí ganando mega-sueldos, con grandes beneficios y prestaciones.

“A ese personal les asignan chofer y casas en renta. Ahora utilizan el pretexto de adelgazar la nómina . ¡Por Dios! Si ellos pagan rentas de 60, 40 mil pesos mensuales para gente de Tecámac.

“Ha colocado en puestos directivos a jóvenes de 26, 27 años que no saben nada, pero que han llegado al cargo por el simple hecho de ser familiares del diputado Aarón Urbina Bedolla”, denuncia Guadarrama Flores.

En el largo camino de desilusiones laborales, los ex empleados del Congreso interpusieron denuncias ante el Tribunal Estatal de Conciliación en el Estado de México.

“Me piden firmar mi renuncia con una liquidación de 82 mil pesos, por 15 años de servicio. Eso es muy injusto y, digo que no.

“No firmo nada, y decido hacer uso de mi derecho a demandar. Me voy al Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje a meter mi demanda por despido injustificado”, cuenta Alma Rosa Medina, ex empleado del Congreso local.

El litigio lleva más de un año y sigue como al principio. La oscura sombra de ‘el cacique’ llega a todos los rincones del poder en el Edomex. Difícilmente alguien supera las fosas de lodo tendidas por Urbina Bedolla.

En un primer reportaje difundido hace 15 días sobre ‘el cacique’ Urbina Bedolla, se documentó el poder político-económico que ha ejercido en el municipio de Tecámac, siendo tres veces alcalde y tres veces diputado local en los últimos 18 años.

La última orden de ‘el cacique’ ha sido nombrar a su hermano Vicente presidente municipal de Tecámac, luego que alcaldesa, Rocío Díaz Montoya, solicitó licencia para buscar una diputación federal.

Vicente ocupaba el cargo de Secretario del Ayuntamiento; mientras que la hija de ‘el cacique’ Lilia es presidenta del DIF municipal; el sobrino: Noé es Subtesorero del municipio.

Urbina Bedolla copó los cargos del Ayuntamiento de Tecámac, y en su calidad de presidente de la Gran Comisión del Congreso de Edomex, colocó a familiares de la alcaldesa con licencia, Rocío Díaz Montoya, hoy candidata a diputada federal.

El esposo de la alcaldesa, Felipe Juan Jesús Portillo Sánchez es Director de la Unidad de Asistencia Social; el hijo Felipe Portillo Díaz es Director de Administración y Desarrollo Personal; la nuera, Arely González Reyes es Coordinadora Financiera de la Junta de Coordinación Política; su sobrina Brenda Monje García es Encargada del Archivo del Personal.

Los sobrinos de Urbina Bedolla: Shio Shio San Guzmán Sánchez es Jefa del Departamento de Nóminas y Control de Pagos; Alfredo San Guzmán Sánchez trabaja en la Biblioteca del Poder Legislativo; Catalina Paz Morales es Directora de Recursos Materiales.

También colocó en el Congreso local a sus allegados de Tecámac, Eduardo Cutberto Germán Sandoval, Jefe de Control Vehicular; Hugo Germán Quezada Jefe del Departamento de Bienes Muebles es hijo de Eduardo Cutberto y ahijado de Aarón Urbina; Ulises Torres Hernández es Director de Auditoría Interna; Rubén Angüiano Lucio es jefe del Departamento de Mantenimiento y Servicio.

‘El cacique’ diseño un reparto de poder en cada uno de los rincones del Congreso de Edomex y Ayuntamiento de Tecámac, entre amigos y familiares que le garantizan lealtad para cada una de sus oscuras batallas políticas.

Para el diputado del PRI Apolinar Escobedo Ildefonso el ajuste de personal ha sido en beneficio de obras y mejoramiento del edificio del Congreso de Edomex.

¿Sabe en qué se aplicó el dinero?

“Este recurso ha sido destinado para la remodelación y acondicionamiento de los espacios que tiene el poder legislativo de manera muy particular en este edifico.

“Se han acondicionado las oficinas de los diputados, se han acondicionado los salones de reuniones, de algunos grupos parlamentarios. Se construyo el elevador que no teníamos y que era una demanda importantísima”, justifica el diputado priista.

Para el legislador del PRD Martínez Vargas existen dudas sobre el destino del dinero.

Revela que no existe un comité de administración en el Congreso de Edomex, para corregir o evitar todas esas irregularidades que ha cometido Urbina Bedolla.

“Lo que si te puedo asegurar es que no existe un procedimiento adecuado no se licita de manera correcta.

Para el vocero del movimiento de empleados despedidos, Guadarrama Flores es claro que Urbina Bedolla ha ganado una fortuna con esos negocios.

“Tiene todos los negocios: constructora, inmobiliaria, él mismo pone sus empresas para que hagan las remodelaciones o los mobiliarios que se necesiten, de ahí sale todo”, asegura.

Quienes conocen a Urbina Bedolla dicen que es un hombre al que le cueste menos mentir que respirar. Ahora busca ser nominado bajo las siglas del PRI a la alcaldía de Ecatepec, un municipio enclavado en el cinturón inhóspito y de pobreza, que recibe el presupuesto más alto en el Estado de México.

En ese camino, Evandro, siguen tocando puertas vendiendo granola y no deja de llevar su curriculum a dependencias federales, estatales y empresas privadas. Hasta ahora no ha tenido la fortuna de contar con amigo como ‘el cacique’ Urbina Bedolla.