Ejecutada en Iguala sí era del Comité de Familiares de Desapariciones

Iguala, Guerrero, 14 de febrero de 2015 (Círculo Digital).- El Comité de Familiares de Víctimas de Desaparición Forzada informó que Norma Angélica Bruno Román, ejecutada el viernes en un panteón de Iguala, sí formaba parte del equipo, pues tenía un familiar desaparecido.

Los hechos ocurrieron cuando acudía al sepelio de uno de sus vecinos, quien fue ultimado la noche del miércoles en una cancha de fútbol.

En conferencia de prensa en la parroquia de San Gerardo, integrantes del comité mencionaron que Bruno Román participó de manera ocasional en las búsquedas, pero no era coordinadora dentro del comité.

Dijeron que su muerte no tiene nada que ver con las actividades que realizan.

También se deslindaron de las actividades de Julia Alonso Carbajal, de la organización Ciudadanía Forense; Miguel Ángel Jiménez Blanco, de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG); y Jorge Popoca, quienes ya no forman parte del Comité de Búsqueda de Personas desaparecidas, aunque sus actividades “lo hacen al amparo de nuestro nombre”, refirieron.

En las autoridades, no

La misa de Norma Angélica Bruno Román fue custodiada en la parroquia de San Gerardo por la Gendarmería Nacional.

Ahí, el padre dijo, durante la homilía en la misa de cuerpo presente con familiares y amigos: “En unos momentos en los que estamos viviendo, de violencia, de muerte, ¿en quién podemos confiar?, en las autoridades, seguramente que no”.

El cortejo fúnebre fue escoltado por la Gendarmería Nacional y estarían en el panteón hasta que los deudos se retiren.

Angélica Bruno, quien tenía 25 años, deja tres menores de edad que no tienen el apoyo del padre. (Con información de El Universal y sdpnoticias)