Ejército llega a cuartel de policía estatal en Oaxaca para recuperar arsenal

Santa María Coyotepec, Oaxaca, 13 de febrero de 2015 (Círculo Digital).- Elementos del Ejército Mexicano llegaron  a las instalaciones del cuartel de la policía estatal de Oaxaca, donde agentes policiacos se mantienen atrincherados con vallas metálicas y palos.

Alrededor de 300 elementos del Ejército Mexicano llegaron a las inmediaciones del cuartel para iniciar la fase de recuperación del arsenal que se encuentra dentro del almacén.

Son cerca de tres mil 434 armas largas y cortas, alrededor de 500 mil cartuchos de diferentes calibres, equipo táctico y vehículos de la corporación.

El Ejército busca resguardar el armamento que forma parte de una licencia colectiva expedida por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para que no sea utilizado en la comisión de delitos.

En el estado también se encuentra el comisionado general de la Policía Federal (PF), Enrique Galindo, a fin de intervenir en la solución al conflicto.

Por la mañana, elementos de la PF intentaron recuperar el cuartel en Santa María Coyotepec, que desde hace 13 días está tomado por entre 250 y 300 agentes, en un operativo que terminó en enfrentamiento y dejó 26 heridos, entre ellos 5 uniformados.

Después del intento de desalojo, uno de los policías estatales dijo que están en paro aproximadamente 2 mil elementos, de un total de 3 mil 045.

Los elementos inconformes se comprometieron a dialogar con Galindo Ceballos y a entregarle las armas que le quitaron a los policías federales durante el fallido operativo.

También solicitaron la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y de la Comisión Interamericana para garantizar la integridad de los policías.

 

Delitos de sedición y rebelión

Por otra parte, el vocero del gobernador del estado, Miguel Ángel Muñoz Navarro, ha declarado que se configuran los delitos de sedición y rebelión en contra de la autoridad por parte de los elementos que están bajo control del cuartel.

“Hay un sinnúmero de violaciones que han cometido los dirigentes de este movimiento, se tuvo tolerancia, se ha ofrecido diálogo y ahora será cuestión de que las autoridades federales le den una salida sin generar daños”, remató.

Los policías estatales reiniciaron su protesta desde finales de enero de este año para exigir al gobierno de Oaxaca mejoras salariales, dotación de herramientas para los operativos, ley de jubilación y la restitución de un grupo de elementos que fueron suspendidos por irrumpir en la comparecencia del ex secretario de Seguridad, Alberto Esteva Salinas el pasado 22 de enero de 2015. (Con información de Notimex, El Universal y Milenio)