El crimen penetró al gobierno y puso los 113 alcaldes de Michoacán: Aureoles

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de noviembre, ( CÍRCULO DIGITAL ).– El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, aseguró que recibió un estado en descomposición con una severa desestabilidad institucional en materia de seguridad, financiera y educativa.

Las asociaciones del crimen organizado, “se metieron en todo. Llegó a niveles brutales de injerencia en las decisiones del gobierno”, donde la mayoría de los alcaldes cogobernaban con los delincuentes colocándolos en las instituciones policíacas y financieras, dijo a Joaquín López Dóriga.

Esta situación provocó que civiles tomaran las armas ante el avance del crimen, tal es el caso de las autodefensas que aún existen en algunas regiones del estado.

Su prioridad, agregó, son atender tres rubros: seguridad, educación y finanzas públicas, sólo que para esta tercer materia se debe resolver el segundo.

El gobierno estatal paga cerca de seis mil 900 millones de pesos por nóminas de maestros, debido a que existen hasta el momento más de 80 mil maestros en el estado para 10 mil escuelas.

Respecto a la seguridad, el perredista dijo que no puede seguir la vigilancia del estado a cargo de policías estatales y municipales, así como Fuerza Ciudadana, Fuerza Rural, autodefensas y Fuerza Indígena.

Por lo que creará la Policía Estatal de Michoacán, bajo el esquema de Mando Único, la cual se ayudará de instituciones de inteligencia para combatir el crimen.