El titular de Semarnat destaca el uso de alertas tempranas para salvar vidas

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de noviembre, ( CÍRCULO DIGITAL ).– El uso de alertas tempranas basadas en datos geosatelitales puede salvar vidas y así se demostró recientemente en México ante la presencia del huracán Patricia, aseguró el secretario del Medio Ambiente, Rafael Pacchiano Alamán.

Al inaugurar en la sede de la cancillería la Cumbre Ministerial del Grupo de observación de la Tierra (conocido en inglés como GEO), el funcionario destacó que contar con un sistema de información en tiempo real, con datos abiertos, permitió salvar miles de vidas.

Gracias a las alertas tempranas basadas en información fidedigna y compartida, las personas se pudieron mover a los más de dos mil albergues que se implementaron frente al meteoro, en su momento catalogado como el más peligroso de la historia de la humanidad.

Recordó que México es uno de los países más vulnerables al cambio climático y, a pesar de ser de los que menos emisiones de gases de efecto invernadero tiene, es uno de los más comprometidos en el mundo en su combate.

En ese sentido, el secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales señaló que “no debemos esperar hasta la COP 21 en París, para llevar adelante acuerdos que nos permitan mejorar la situación medioambiental del mundo”.

Por eso, insistió que uno de los principales objetivos de México es la adaptación y ejemplo de ello, es precisamente la estrategia implementada ante la presencia del huracán Patricia, que afortunadamente no dejó víctimas que lamentar.

A su vez, Navely Pandor, ministra de Ciencia y Tecnología de Sudáfrica dijo que los gobiernos deben compartir información geoespacial, como herramienta para crear políticas públicas en salud, alimentación, agricultura, desarrollo urbano, población, migración, protección civil, acceso al agua potable e infraestructura, entre otros temas.

Tanto en lo nacional como en lo global, aseguró, vivimos un tiempo en el que el conocimiento científico compartido, debe ser la base para la creación de las políticas públicas, con especial énfasis en la cooperación internacional, porque el objetivo es común: salvar nuestro planeta.

Para implementar los acuerdos, aseguró, es fundamental el respaldo de los gobiernos y los ministros y la aplicación de recursos económicos, para llevar a buen término el uso de la información científica para la protección de los ciudadanos, quienes cada día le exigen más a sus autoridades.

Insistió en que no toda la solución está en manos de la ciencia en sí misma; es necesario garantizar financiamiento para la investigación científica, pero también voluntad política para que los planes se lleven a cabo.

Por eso, la ministra sudafricana instó a los participantes a enviar desde México un mensaje claro: “estamos listos y preparados para ser juzgados, no por las declaraciones que podamos hacer, sino por la velocidad y compromiso con que implementemos el plan del GEO para los próximos diez años”.