Empresarios fijan prioridades económicas, sociales y políticas de 2016

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de enero, ( CÍRCULO DIGITAL ).– Apoyar el desarrollo económico, así como contribuir para garantizar el estado de derecho y la gobernabilidad democrática de México son algunas de las prioridades del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para este año.

En su primer mensaje de 2016, el presidente del organismo empresarial, Juan Pablo Castañón, abundó que en el marco del 40 aniversario del CCE se refrenda el compromiso de abrir la participación de los sectores de la iniciativa privada, al considerar a las pequeñas y medianas empresas.

En materia económica, sostuvo, es momento de pasar del énfasis en la escala macro con las reformas estructurales logradas, a un mayor enfoque en la parte micro, es decir, para las personas.

Lo anterior, explicó, implica la implementación efectiva de las reformas y que los cambios lleguen a los ciudadanos y a las empresas para así generar desarrollo en las regiones.

Castañón puntualizó en el valor social de las empresas al generar oportunidades de vida y crecimiento.

En ese sentido, detalló que “en los tres últimos años hemos logrado crear casi un millón 900 mil empleos formales, pero necesitamos mantener un ritmo de más de un millón de empleos por año”.

A su vez, adelantó que los empresarios impulsarán un paquete integral de iniciativas que permitan mejores condiciones y entorno para la supervivencia, multiplicación y crecimiento de las empresas, lo que deriva en empleo y oportunidades para los ciudadanos.

“Le propondremos al sector público la fijación de medidas y metas de reducción de costos y tiempos en trámites y requisitos. Esto incluye necesariamente avanzar en la reforma hacendaria que seguimos trabajando con ellos”, afirmó.

Remarcó la necesidad de medidas concretas que alienten la inversión y un mayor dinamismo del mercado interno, pues estimó que en 2016 se puede lograr un crecimiento del Producto Interno Bruto superior a 2.8 por ciento.

Sin embargo, añadió que el reto es llegar a tasas cercanas al 5.0 por ciento y sostenerlas en un periodo de cinco años por lo menos.

“Vamos a trabajar en esquemas para ampliar el acceso a capital, así como en incentivos competitivos y facilidades para la inversión. Hay que habilitar todas las alternativas de crédito y profundizar en la formalización y profesionalización de las empresas, para que puedan utilizarlas”, indicó.

Este año, el organismo también propondrá la creación de una estrategia nacional de innovación y desarrollo de triple hélice, con el sector gobierno, el educativo y el académico.

Castañón refirió que los empresarios contemplan un relanzamiento de los esfuerzos en materia de encadenamientos productivos sectoriales y regionales, al hacer equipo con las organizaciones locales y gremiales.

En cuanto al estado de derecho y democracia destacó que 2016 es un año importante y sostuvo que participarán de manera decidida para que haya avances sustantivos y perdurables.

Al respecto, expuso que “vamos adelante con la segunda fase de difusión y proceso de implementación del Código de Integridad y Ética Empresarial”.

Agregó que se hará equipo con organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos para así asegurar que se procesen en tiempo y forma las leyes secundarias de combate a la corrupción y de transparencia.