En medio de aplausos celebra Óscar Chávez medio siglo de trayectoria

MÉXICO, 21 DE MARZO (CÍRCULO DIGITAL).- Con boleros, huapangos, sones veracruzanos, istmeños y canciones populares, el cantante, compositor y actor mexicano Óscar Chávez (1935) celebró la víspera en el Zócalo capitalino 81 años de vida y 50 de trayectoria.

El recital ocurrió en el marco del 32 Festival del Centro Histórico, como un homenaje al Chávez pero también a Juan Ibáñez, director del emblemático filme “Los caifanes”, en el que el primero debutó hace medio siglo.

Ante miles de personas, el cantautor engalanó la velada de poco más de dos horas de música, no obstante el marcado descenso de temperatura que se sintió en la capital mexicana.

En punto de las 18:06 horas, apareció el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2011 ataviado con una chamarra y un pantalón negro para comenzar con el tema “Huapanguero”, con el que se ganó los primeros aplausos y ovaciones de su público.

“Gracias, bienvenidos, comenzamos”, fueron las palabras del cantante, quien contento arrancó su presentación en la que es considerada la tercera plaza pública más grande del mundo, que lucía papalotes volados por el público que disfrutaba de los fuertes vientos que soplaban.

Acompañado por cinco músicos, el intérprete continúo el recorrido por su trayectoria musical con “La Mariana” y enseguida sonó uno de los sones istmeños más conocidos: “La Llorona”, con el que se volvió a ganar los aplausos.

El concierto sirvió además para festejar 50 años del filme “Los caifanes”, en el que Chávez debutó como actor y obtuvo el Premio Ariel de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, rindiéndole además homenaje a su director Juan Ibáñez.

Por si fuera poco, se unieron al festejo los trovadores Rafael Mendoza por sus 30 años de trayectoria profesional, y a David Haro, destacado compositor, cuyas canciones han sido interpretadas por Óscar Chávez.

“Siempre me alcanza la danza”, “El angelito”, éste último tema dedicado a San Mateo Atenco, Tlatlaya y Ayotzinapa; hicieron eco entre los presentes, al igual que “La casita”, “La habanera”, “Se vende mi país”, “Si tú me olvidas” y “Fuera de mundo”, éstas dos canciones del filme “Los caifanes”.

Antes de concluir la primera mitad del concierto, el cantante deleitó con el bolero “Lágrimas negras”, de la mano del compositor y guitarrista David Haro, quien al pisar el escenario también fue ovacionado.

La segunda mitad fue de los trovadores Rafael Mendoza, Jaime López y del propio Haro, quienes deleitaron a los presentes con temas como “Luna de Cristal”, “Mozambique”, “Dulce Capricho”, “Quiero parar esta locura”, “Será Mañana”, “Está creciendo el río”, “Prende mi alma”, “Alma de tabique” y “Amadísima ciudad”.

De nueva cuenta regreso Óscar Chávez al escenario para cerrar con broche de oro, con los temas “Perdón”, “Hasta siempre”, “Por ti”, este último cantado por cientos de gargantas, y “Macondo”.