Estoy en la mejor disposición para contribuir con el estado: Sofío Ramírez

Guerrero, 22 de abril 2015 (Círculo Digital).- Sofío Ramírez, senador del PRD, señaló que está en la mejor disposición para contribuir con el estado de Guerrero, esto, para convertirse en secretario de gobierno de quien sea electo gobernador.

En entrevista para Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula, señaló el senador perredista “Yo creo que siempre se generó un ejercicio de confusión, desde luego que mi nombre apareció en los medios de que yo podía ser el gobernador sustituto en lugar de Rogelio Ortega, creo que con toda legitimidad por lo que representa mi trayectoria, no olvidemos que Rogelio Ortega está como gobernador interino por una verdadera circunstancia, casualidad y buena suerte de la vida, pero él no tiene la más mínima trayectoria política, ni en la campaña de Ángel Aguirre estuvo participando y quizá ni votó por él y ahora resulta que no se quiere ir”.

En este sentido, consideró que Sofío Ramírez no nada más tiene legitimidad para poder ponerse en disposición de servir a su estado desde la Secretaría General de Gobierno, sino también su trayectoria, de haber sido presidente municipal, diputado local, diputado federal, senador de la República y precandidato.

Cuestionado entonces si no será gobernador sustituto, afirmó que es un tema que tampoco es de gustos, de si quiero o no quiero, “el tema es que es una competencia que corresponde directamente al Congreso local, pero mi aportación al estado no está desde la aspiración de querer ser gobernador sustituto, mi disposición es ayudar desde la Secretaría General de Gobierno si así me invitan”.

Insistió que “no es el propósito” ser gobernador interino, sobre todo cuando Ángel Aguirre Rivero no había determinado su licencia para ya no regresar a esta responsabilidad, “para mí me resultaba no ético, no moral que teniendo Ángel Aguirre el derecho de poder regresar yo pudiese estar en esa ruta de buscar el espacio de ser gobernador sustituto”.

Añadió que Rogelio Ortega Martínez tiene impedimento moral, está contaminado por sus ambiciones desmedidas, no tiene valores ni autoridad moral, es un hombre vacío en sus principios porque no tiene espacio de gratitud. Y no quiere dejar el poder.