Exhorta Luis Sánchez a Gobierno del Estado de México a echar atrás ‘Ley Atenco’

MÉXICO, 9 DE ABRIL (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).- La ley que regula el uso de la fuerza pública en el Estado de México es totalmente regresiva y atenta contra los derechos humanos, aseguró el senador Luis Sánchez Jiménez, por lo que exhortó al gobierno de esa entidad a declinar la entrada en vigor de dicha ley.

A través de un punto de acuerdo, el senador del Grupo Parlamentario del PRD argumentó que la ley promulgada el pasado 18 de marzo adolece, en su terminología, estructuración y contenido básico, de principios y elementos que garanticen el pleno goce y ejercicio de los derechos humanos y las garantías individuales consagradas en la Constitución.

El vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado señaló “graves omisiones constitucionales, convencionales y legales”, como en el uso de intencional de armas letales que debiera ser sólo cuando sea estrictamente inevitable para proteger una vida y que las medidas menos extremas hayan resultado insuficientes.

“La llamada ‘Ley Atenco’ no atiende a estos principios y establece la posibilidad del uso de armas letales en múltiples situaciones y con tal ambigüedad que deja a los ciudadanos sin certeza jurídica y acceso a la protección de su vida, integridad y seguridad’, advirtió.

Luis Sánchez agregó que desde el artículo primero de la Ley es evidente que sólo se refiere a regular la actuación de los policías rasos, denominados “elementos” y no así de los mandos superiores, incluido el gobernador del estado.

“Lo que debió legislarse y no se hizo, es una Ley que establezca con claridad las obligaciones, responsabilidades, jerarquías, objetivos, metas y protocolos de las fuerzas de seguridad del Estado de México”, apuntó.

El senador mexiquense subrayó que la ley contiene graves ambigüedades que impiden una aplicación armónica y eficiente con el sistema legal del país y del Estado de México.

Por ejemplo, añadió, define qué es una agresión inminente y una agresión real sin puntualizar debidamente qué es una agresión en su acepción básica y las diversas formas en que esta puede ocurrir.

“Una Ley como la que se propone debe ser en exceso precisa en sus definiciones a fin de no dar lugar a acciones voluntaristas y arbitrarias”, afirmó.

En cuanto al uso de armas, agregó el legislador, la ley es omisa en cuanto a quienes están debidamente autorizados para usar armas, pues al no establecer reglas para la elaboración de protocolos de actuación y jerarquías, autoriza en su artículo 8 a todos los policías, sin importar su grado de preparación y formación, a usar intencionalmente armas letales en protección de su vida.

Sánchez Jiménez enfatizó la necesidad de armonizar toda norma sobre el uso de la fuerza con el respeto irrestricto de los derechos humanos y la garantía de su ejercicio así como con la oportunidad de contar con un código de conducta permitan a todos los servidores públicos ejercer el uso legítimo de la fuerza pública de manera responsable.

En ese sentido, el senador exhortó al gobierno del Estado de México a presentar modificaciones diversos artículos de la “Ley Atenco”, antes de los 90 días hábiles siguientes a su publicación en el Periódico Oficial Gaceta del Gobierno.

Además, instó al Congreso local a discutir y aprobar diversas modificaciones a fin de armonizar la ley con la Constitución, los Tratados Internacionales en materia de Derechos Humanos, la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública y la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

 

Asimismo extendió el exhorto a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para que manifieste su punto de vista constitucional, convencional y legal sobre la ley en cuestión.

 

El punto de acuerdo fue turnado a la Comisión de Seguridad Pública para su análisis y dictaminación.