Forzar la “reforma educativa”

JUAN MANUEL MAGAÑA Periodista... Ex jefe de redacción en el extinto diario El Día y en el concepto multimedia Detrás de la Noticia... Ex jefe de información del extinto diario El Nacional y los noticiarios Hoy por Hoy, en W Radio; Contraportada, en Radio Fórmula, y Primero Noticias, en Televisión... Actitud: pensar como reportero, actuar como reportero, vivir como reportero... Website: www.mensajepolitico.com E-mail: maganapalace@yahoo.com.mx

Percepción Política

*Juan Manuel Magaña

Con Aurelio Nuño como ariete, el gobierno federal decidió arreciar su guerra contra el magisterio, la misma que inició al apartar del camino a Elba Esther Gordillo y la que profundiza ahora contra la disidencia sectorial.

A eso se reduce en realidad ya mal llamada “reforma educativa”, la cual por ahora sólo pretende remover los obstáculos contra la privatización de la educación que el propio régimen priista algún día creó con una mentalidad caciquil y corporativa.

El gobierno se decidió a acusar a cuatro dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca de la comisión de delitos graves y los ingresó al Centro Federal de Readaptación Social número 1, Altiplano, que se localiza en el municipio mexiquense de Almoloya de Juárez.

Los ahora reos fueron señalados de ser responsables de ilícitos graves que no permiten la libertad bajo fianza: la toma violenta de las instalaciones de la junta distrital en Tehuantepec; la ocupación de instalaciones estratégicas de Petróleos Mexicanos (Pemex), como la refinería Antonio Dovalí Jaime, en Salina Cruz, y el centro de distribución y almacenamiento El Tule, en la ciudad de Oaxaca, así como actos de vandalismo en contra de las instalaciones de la octava Región Militar y el robo de 10 mil libros de texto gratuitos propiedad de la Secretaría de Educación Pública.

Más aun, un día después el subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la Procuraduría General de la República, Gilberto Higuera Bernal, afirmó que también se cuenta con otras 26 órdenes de aprehensión por ejecutar y dijo que en todos los casos hay delito grave, por lo que no tendrán derecho a libertad bajo fianza.

En línea con el titular de la SEP, Aurelio Nuño, la procuraduría de Michoacán anunció ayer 28 órdenes más de aprehensión libradas en el orden estatal contra profesores agrupados en la CNTE.

Obviamente y como acto reflejo, las protestas del magisterio disidente se han recrudecido en varios estados y es de esperar que esa clase de respuesta -que tiende a radicalizarse- no tenga fin.

Integrantes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) acordaron ya boicotear las evaluaciones que pretende aplicar la SEP en Oaxaca, los días 14 y 15 de noviembre, para exigir la liberación de los cuatro profesores detenidos inicialmente.

Anunciaron la realización de una marcha-caravana que partirá de la ciudad de Oaxaca y culminará en el penal del Altiplano, en Almoloya, estado de México, donde se encuentran recluidos los líderes magisteriales.

En fin, lo que en este pleito está muy claro es que no es la calidad de la educación lo que está en juego. Aquí se trata de dos fuerzas irreconciliables que sólo pretenden anularse. Cada acción de uno u otro bando sólo es gasolina que alimenta un fuego encendido hace sexenios. Pero a este gobierno le quedan apenas poco más de un par de años. ¿Podrá?

*Periodista