Gobierno de Sheinbaum no debe trabajar solo: Coparmex

Los empresarios reiteraron la vigencia de las propuestas que han expresado previamente ante la mandataria para reactivar la economía, apoyar a los negocios y recuperar miles de empleos que ya se habían perdido por la crisis sanitaria.


Ciudad de México, 17 enero 2021 (REDACCIÓN / CDMX MAGACÍN).- Luego del acuerdo alcanzado entre la industria restaurantera y el gobierno capitalino para adaptar las necesidades del gremio con las normas sanitarias que implica el semáforo rojo, la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) expuso que ante una realidad crítica se requiere unidad y trabajo conjunto para sacar a la ciudad de las diversas crisis que enfrenta.

La representación local de ese órgano empresarial dijo estar convencida de que el gobierno capitalino, encabezado por Claudia Sheinbaum, “no debe trabajar solo”, aunque reconoció la apertura al diálogo y la colaboración entre su administración y los restauranteros, pues con el acuerdo se mantienen también miles de empleos.

En un comunicado, los empresarios reiteraron la vigencia de las propuestas que han expresado previamente ante la mandataria para reactivar la economía, apoyar a los negocios y recuperar miles de empleos que ya se habían perdido por la crisis sanitaria.

En las empresas diferentes al giro restaurantero el dilema no es necesariamente “abrir o morir”, pues no compartimos las mismas condiciones de generación de empleo y recursos que los restaurantes, pero lo que compartimos es la necesidad de sobrevivir y no perder puestos de trabajo mientras está vigente el semáforo rojo y la pandemia misma. Sostiene el texto.

A decir del organismo, las propuestas son:

1) La elaboración conjunta (empresarios – gobierno) del Protocolo Empresa Segura, en el que se dictarán las reglas de operación y procesos que empresas formales deban seguir para que —de manera paulatina— puedan abrir sus puertas y reactivar sus actividades.

2) La propuesta de implementación de un salario solidario por paro técnico (provocado por semáforo rojo) conformado por la aportación conjunta de dos salarios mínimos (uno aportado por el empresario y el otro por el Gobierno de la Ciudad) a entregarse directamente a los trabajadores de las empresas que laboran formalmente en el sector servicios en actividades consideradas no esenciales. Dicho apoyo se trataría de un pago único para soportar el tiempo aproximado en que se implementará el semáforo rojo, dirigido a aquellos trabajadores que perciben hasta 3 salarios mínimos, los cuales tienen el grave riesgo de perder sus empleos formales ante las medidas sanitarias de confinamiento. De acuerdo a las estimaciones de COPARMEX CDMX, el impacto presupuestal de esta medida es de 2 mil 553 millones de pesos y beneficiaría aproximadamente a 600 mil 564 trabajadores.

3) La exención temporal para los siguientes seis meses del Impuesto Sobre Nómina (ISN) para todos los nuevos empleos que se generen en la Ciudad, medida que tendría un impacto para las finanzas públicas de la Ciudad, sería por un monto aproximado de 728 millones de pesos.

Mantener un cierre temporal mientras las condiciones críticas lo exijan, permitirá que el trabajador conserve un ingreso, además de que las empresas no estarán en peligro de desaparecer.