Guerra global, terror global

Percepción Política

*Juan Manuel Magaña

Hace dos días, Washington lanzó una alerta mundial para sus ciudadanos sobre el riesgo de viajar por el mundo, tras el incremento de amenazas terroristas. La cosa va, pues, de mal en peor, sobre todo si se considera que el denominado Estado Islámico difundió ayer un nuevo video, titulado “No Respite” (Sin Tregua), en el que amenaza ni más ni menos que a los 60 países miembro de una coalición global contra este grupo, liderada por Estados Unidos, entre los cuales figura México.

Para acabarla de amolar, Rusia y Turquía se colocaron ayer al borde de la ruptura diplomática debido a que el segundo acaba de derribar un avión militar del primero.

Lo que el Papa Francisco define ya sin ambages como la tercera gran guerra de este mundo motivó a que el mandatario francés François Hollande iniciara contactos con sus similares, el británico David Cameron, el estadunidense Barack Obama, la alemana Angela Merkel y el ruso Vladimir Putin, en la búsqueda de una coalición. Cameron ya hasta dijo estar convencido de que su país realizará ataques aéreos junto a Francia y sus socios contra el EI.

Hollande recibirá incluso, el próximo el domingo, al secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y al presidente chino, Xi Jinping.

En el desarrollo concreto de esta guerra, aviones caza estadunidenses bombardearon y destruyeron en el este de Siria 283 camiones cisternas utilizados presuntamente por el Estado Islámico (EI) para financiarse mediante el tráfico de petróleo, operación que se estima le reditúa alrededor de un millón de dólares por día.

A su vez, cazabombarderos del portaviones francés Charles de Gaulle atacaron por primera vez posiciones del EI en Siria e Irak desde su despliegue en el Mediterráneo.

La alerta emitida por Departamento de Estado no deja la menor duda de quiénes son los enemigos comunes visibles: dice contar con información de “que el EI, Al Qaeda, Boko Haram y otros ‘grupos terroristas’ planifican ataques en varias regiones”.

Al mismo tiempo, se prolongó nuevamente el máximo nivel de alerta en Bruselas, Bélgica, hasta el lunes, si bien las escuelas y el tren subterráneo abrirán gradualmente este miércoles.

El enemigo es tan grande y tan etéreo, que es capaz de sorprender y sumir en el terror a todo un país como Francia -y a buena parte del Viejo Mundo- con tan sólo un puñado de hombres y una cuantas armas, tal y como lo demostraron los recientes sucesos sangrientos de París, en los que fueron asesinadas 129 personas.

Allá en Europa la industria turística se deprime por ahora, pero al mismo tiempo se frota las manos la industria bélica. La guerra, pues, sigue siendo el motor de la historia.

*Periodista