Hay rezago en el trabajo legislativo del Congreso: Sánchez Barrios

“Es bien sabido que tenemos un retraso en la dictaminación de las iniciativas y puntos de acuerdo que se presentan en este Congreso. En algunos casos, la carga de trabajo retrasa los dictámenes, por lo que se caducan, aun solicitando prórroga”

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de septiembre, (CDMX MAGACIN).-La  diputada del PRI Silvia Sánchez Barrios, dijo que es urgente modificar el reglamento del Congreso CDMX en lo concerniente a la presentación de propuestas y a los plazos de dictaminación de los asuntos turnados por la Mesa  Directiva y  de la Comisión Permanente.

Es bien sabido que tenemos un retraso en la dictaminación de las iniciativas y puntos de acuerdo que se presentan en este Congreso. En algunos casos, la carga de trabajo retrasa los dictámenes, por lo que se caducan, aun solicitando prórroga”, argumentó Sánchez Barrios.

Acerca de lo anterior, subrayó que “hay quienes se apegan a la norma y otros que se apegan a la práctica parlamentaria, que también está establecida en nuestro reglamento”.

Asimismo, señaló que otro de los problemas que “nos retrasa, son las atribuciones que tiene la Comisión Permanente, que está limitada, por ejemplo, para conceder prórrogas o para votar dictámenes”.

Y precisa lo siguiente:  “mediante la presente iniciativa, propongo armonizar el Reglamento del Congreso de la Ciudad de México, para adecuar el marco relativo a los procedimientos y plazos de dictaminación de las propuestas presentadas por las diputadas y diputados que integramos este órgano legislativo, con el objetivo de garantizar nuestros derechos y prerrogativas de gestión y promoción, tanto social como legislativa durante nuestro encargo”.

Remarcó que,  el trabajo de los legisladores y de los técnicos de las comisiones, implica una labor de análisis, de trabajo en territorio y de oficina, pero, sobre todo, de la presentación de iniciativas o proposiciones para lograr que las demandas ciudadanas se resuelvan

“Nuestro derecho y obligación es garantizar la integración de elementos normativos que permitan la atención de las necesidades de las ciudadanías, ya que éstas no pueden verse limitados a plazos y términos del propio Congreso, ya que existe el riesgo de que se pueda impedir la atención de planteamientos y exigencias de la sociedad”.