Inauguran la exposición Lo terrenal y lo divino, arte islámico de los siglos VII al XIX

25 de junio de 2015 (Maya Comunicación/Círculo Digital)  Como una exposición que da cuenta de la grandeza de uno de los momentos estelares de la humanidad, la cual se integra al gran circuito de magnas muestras de la cultura universal que actualmente han llegado a México, calificó Rafael Tovar y de Teresa a Lo terrenal y lo divino. Arte Islámico de los siglos VII al XIX.

 

La exhibición inaugurada la noche del miércoles 24 contó con la presencia de Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno del Distrito Federal, María Teresa Uriarte,  directora de Difusión Cultural de la UNAM,

así como Diana Magaloni, representante del
Museo del Condado de Los Ángeles.

 

Rafael Tovar y de Teresa dijo que esta muestra complementa las magnas exposiciones de Leonardo Da Vinci y Miguel Ángel en el Museo del Palacio de Bellas Artes, así como Yo, el rey, sobre la monarquía hispánica en el arte, que será inaugurada en breve en el Museo Nacional de Arte (Munal), como parte de un esfuerzo por traer manifestaciones con valor universal que añadan riqueza cultural a la vida de los mexicanos.

 

“De tal manera que el público mexicano tendrá la extraordinaria posibilidad de conocer las expresiones culturales simultáneas de tres continentes, África, Asia y Europa, y podrá apreciar cómo la sabiduría griega se retoma en el mundo islámico, donde los Averroes y Avicena son los antecedentes de esos Miguel Ángel y Leonardo que aparecerán en el siglo XV y serán los creadores del Renacimiento, que a la vez tiene un impacto en el arte virreinal mexicano”.

 

El presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) dijo que en esta muestra se puede apreciar cómo en el arte islámico son la diversidad cultural y biológica las que producen todo tipo de obras en materiales diversos, desde un panel del siglo VII hecho de hueso tallado, hasta una caja con incrustaciones del siglo IX.

 

Recordó asimismo que es en el año 622 cuando con la migración conocida como Hégira se inicia la historia islámica y es cuando comienzan a producirse las piezas que podemos disfrutar en esta muestra y que comprenden todas las artes decorativas, caligrafía, tapetes, manuscritos, hojas de Corán, así como algunas extraordinarias del llamado Corán Azul del siglo IX, hasta llegar a obras de uso cotidiano.

 

“Hay que recordar que uno de los aspectos más importantes son las alfombras, los textiles, porque no había, como en el Cristianismo, la posibilidad de la representación religiosa, por eso las figuras que producen, que adornan, son caligrafías y arabescos extraordinarios y que son representativas de todo el arte universal y por ello somos afortunados de tener esta muestra en nuestro país”.

 

Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno del Distrito Federal afirmó que esta exposición enriquecerá la oferta cultural de la Ciudad de México donde hoy se encuentran las grandes exposiciones del mundo.

 

“Hoy no necesitamos viajar a otros lugares del mundo para ver las grandes muestras y las grandes piezas de la cultura universal, esta exposición que llega a nuestro país  es un gran aporte y un orgullo por su concurrencia de culturas y la huella imborrable que hay entre lo islámico y lo mexicano”.

 

Durante el recorrido se pudieron apreciar piezas que narran la tradición de como el arte islámico temprano comienza con la migración del profeta Mahoma y sus seguidores a la región de Medina en el año 622, así como la revelación del Corán y su posterior codificación escrita en el siglo VII.

 

Los nueve núcleos temáticos que se exhiben hasta el 4 de octubre y dan cuenta de la riqueza del mundo islámico a través de los siglos en Marruecos, Siria, Irán, Irak, Egipto, Turquía y España, así como su influencia histórica para México

 

María Teresa Uriarte, coordinadora de Difusión Cultural de la UNAM mencionó que esta exposición es una oportunidad excepcional para acercarnos a la espiritualidad de los pueblos islámicos, así como  a un mejor conocimiento entre culturas.

 

“Son culturas que son lejanas y a la vez cercanas y con las que gracias a esta formidable exposición podemos hermanamos a través del arte”.

 

Diana Magaloni, representante del Museo del Condado de los Ángeles afirmó esta muestra da continuidad a una larga tradición de colaboración que comenzó en 1991 con la exposición Esplendores de 30 siglos y que por entonces fue igualmente apoyada por el LACMA.

 

“La colección de arte islámico de nuestro museo es una de las más grandes del mundo y crea un impacto visual y emocional inmediato. El arte islámico no solo invita al espectador a celebrar su belleza sino a aprender más sobre esa cultura”, afirmó Diana Magaloni

 

Sergio Alcocer, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, afirmó que el mundo islámico es parte esencial del genoma cultural de México y que llegó a través de la conquista, dialogando todos los días con los mexicanos en nuestra lengua, nuestra gastronomía y arte.

 

“Descubrir estas raíces será una verdadera sorpresa para todos los visitantes que aprecien estas piezas que nos acercarán más a la cultura de los musulmanes y los países donde viven y crean su arte”.